Instinto sexual femenino

Instinto sexual femenino

Causas de la falta de libido en las mujeres

Las posibles causas físicas incluyen:

- Anemia, muy común en las mujeres, debido a la pérdida de hierro durante los períodos (y al dar a luz)
- La inyección contraceptiva de progesterona, que puede producir un estado depresivo y reducir la libido – incluso unos meses después de la última inyección.
- Alcoholismo.
- Abuso de drogas.
- Trastornos generalizados, como la diabetes.
- La pérdida de interés sexual luego de dar a luz es muy común, y se debe probablemente a los violentos cambios hormonales de ese período. El trauma global que supone el dar a luz se suma al agotamiento que llega junto con el recién nacido.
- Drogas recetadas, particularmente los tranquilizantes.
- Hipertiroidismo, un trastorno en el cual la glándula pituitaria se vuelve sumamente activa.
- La menopausia no es una causa física de la falta de deseo sexual. Por el contrario, no provoca en absoluto falta de deseo. Muchas mujeres se sienten mucho más sensuales (y tienen más orgasmos) en el período post-menopausia de sus vidas.

Las causas psicológicas son muy comunes, cuando una mujer pasa un período emocional negativo es probable que pierda el interés en el sexo.
Las causas psicológicas incluyen:

- Depresión.
- Estrés.
- Ansiedad.
- Complejos de la niñez.
- Haber sufrido abuso sexual o violación.
- Lesbianismo latente.
- Problemas serios con la pareja.
- Difíciles condiciones de vida (por ejemplo compartir el hogar con su propia familia o su familia política).

Tratamiento

El mejor lugar para comenzar el tratamiento es la consulta de tu médico de cabecera, quien discutirá el problema contigo y te encomendará los exámenes necesarios. Una buena alternativa es dirigirte a una clínica femenina o de planificación familiar, dado que estos profesionales tratan con problemas parecidos todos los días. Necesitarás encontrar la raíz del problema para poder resolverlo, y el apoyo y comprensión de tu pareja.
El Viagra no ha mostrado ejercer ayuda en las mujeres con falta de apetito sexual, pero existe alguna evidencia de que puede tener un efecto benéfico “local”, aumentando el flujo sanguíneo a la vagina y el clítoris durante unas pocas horas.

Publicidad
Publicidad

Publicidad