Gastronomía astrológica

Gastronomia Astrologica

Signos de Fuego (Aries, Leo y Sagitario)

El Fuego, es energía en estado puro, “chispa de vida” y el poder de la renovación. Es el mediador entre lo visible e invisible, la luz y la obscuridad, la energía y la forma.

Los signos del elemento Fuego comparten la misma pasión y vitalidad para afirmarse frente a los otros. Ávidos de “drama” y espontaneidad se sienten cómodos en la fantasía de los cuentos de hadas. Egocéntricos y optimistas son poco tolerantes a cumplir las reglas sociales de convivencia. Fieles a las ideas más, que a las personas.

Antes de cualquier festividad: limita el consumo de comidas rápidas, dulces, grasas y licor. Combina tu rutina de ejercicios con un aporte diario de sales minerales y hierro. Reduce el consumo de sal.

Aries, malhumorado, individualista e idealista tiene el hábito de no… ¡perder tiempo comiendo! Pero una vez en la mesa, le encanta la animación y el bullicio. Como buen hijo del fuego, le fascina ser el centro de atención, con su espíritu jovial y animado. Invita con frecuencia a sus amigos a compartir, al aire libre, una gustosa y jugosa barbacoa. Prefieren las carnes no muy cocidas, las especias y cualquier legumbre o verdura en la gama del rojo, color de su planeta regente, Marte.

Majestuosidad, egocentrismo y generosidad definen a los nativos de Leo. Tolerantes y francos poseen un fuerte sentimiento por lo dramático, los placeres, el lujo y las diversiones. Les encanta recibir a sus amigos con fastuosidad y por supuesto… ¡Brillar entre ellos! Tentados por la comida “gourmet” y con un paladar exquisito, prefieren los vinos de excelente cosecha o los alcoholes nobles (muy añejados). El corazón es el órgano regido por Leo, por lo que deben seguir una dieta equilibrada, baja en grasas. Ésta debe incluir vegetales con alto contenido de hierro (espinaca), miel, cereales y arroz. El aceite de oliva ayuda a purificar el organismo de toxinas. El trigo es un excelente reconstituyente y las fresas por su efecto hipotensor. El ajo es ideal ya que protege de los problemas cardiovasculares y el reumatismo.

El irremediablemente optimista, confiado y benevolente Sagitario, hace prueba de excesos, exuberancia, pero también de jovialidad y amplitud en su comportamiento alimenticio. “Gourmand et gourmet” conoce al detalle todos los restaurantes de comida exótica de su ciudad. Prefiere una mesa opulenta, diversa y abundante. Su pasión por comidas y bebidas fuertes, puede causar estragos en su hígado… ¡y peso! Por lo que debe ser muy cuidadoso con su dieta. Entre los alimentos a incluir, todos los vegetales de raíces bulbosas, pomelo, pasas, apio, cebollas y puerros. Sin olvidar, el ajo, la salvia, el anís y la canela.

Gastronomía astrológica – Parte 2
Gastronomía astrológica – Parte 3
Gastronomía astrológica – Parte 4

Publicidad
Publicidad

Publicidad