Los primeros dientes del bebé

La dentición de los bebés

Aunque algunos bebés atraviesan la dentición sin ningún problema, otros pueden sentirse incómodos y contrariados. Alíviale el dolor ofreciéndole alimentos fríos y fáciles de morder, así como también frotándole un poco de gel anestésico en las encías. El primer diente de tu bebé saldrá aproximadamente a los seis meses de vida y la dentición puede durar hasta los dos años.

Al igual que los adultos, los bebés tienen distintos umbrales del dolor. Algunos atraviesan el proceso sin mayor complicación, mientras que otros se angustian considerablemente. Los cachetes rojos, las hinchazones, las encías sensibles, la pérdida del apetito, el babeo, unas décimas de temperatura y el llanto durante el día, son signos de la dentición.

Además de una cantidad extra de abrazos y consuelo, intenta ofrecerle:

Un mordedor duro para calmar las encías irritadas. Mantén uno o dos en el refrigerador para brindarle un alivio refrescante adicional.

Un bastón de zanahoria frío (si tu bebé ya tiene uno o dos dientes, ten mucho cuidado. Puede partirlo y tragarlo. Podría asfixiarse) o una banana congelada pequeña.

Paracetamol para bebés, que puede ayudar a bajar la temperatura y aliviar el dolor. Nunca te excedas de la dosis recomendada.

Un remedio homeopático para frotar que contenga manzanilla calmante.

Aplica un gel anestésico a las encías adoloridas y solicita otros consejos a tu farmacéutico.

Si aún así te preocupa algún cambio en el comportamiento de tu bebé, visita a tu pediatra o asistente sanitario. Una vez superado el proceso de dentición, cuida los dientes de tu bebé cepillándolos suavemente de manera regular con una pequeña cantidad de pcrema dental especial para infantes.

Publicidad
Publicidad

Publicidad