Cuero cabelludo seco

Cuero cabelludo seco

Por: Gloria pelo

El cuero cabelludo seco, acompañado de caspa, es especialmente molesto en invierno porque solemos pasar más tiempo en espacios interiores con aire caliente.

Nuestro cuero cabelludo está protegido por una capa exterior de queratinocitos que lo mantienen suave y flexible. Pero llega un momento en el que los lípidos dejan de mantener esa barrera suave y eficaz, provocando la pérdida de hidratación del cuero cabelludo. Y es por ello que la piel es menos capaz de protegerse de las sustancias dañinas. ¿El resultado? Más sequedad, picor, ardor, tirantez y caspa.

Evita el cuero cabelludo seco

Muchos factores pueden provocar la sequedad del cuero cabelludo, ya que está constantemente expuesto a condiciones muy adversas. Una de las causas más habituales de la sequedad es el aire caliente y seco de las estancias cerradas. Además, utilizar el secador o lavarse el cabello con demasiada frecuencia también perjudica al cuero cabelludo.

El cuero cabelludo seco es especialmente propenso a la caspa

El cuero cabelludo sensible e irritado es propenso a la caspa. Llega un momento en el que el cuero cabelludo inicialmente seco se irrita, generando células muertas que empiezan a acumularse en forma de caspa. Y esta caspa visible en los hombros y el cuello es especialmente visible cuando se utiliza ropa oscura.

Despídete del problema

Utilizando productos suaves y delicados puedes atajar el problema, eliminando la caspa y devolviéndole a tu cabello su equilibrio natural. Lo más recomendable es utilizar productos hidratantes que puedan  reparar la barrera exterior del cuero cabelludo. Son especialmente indicados los tratamientos combinados que incluyen un champú y un acondicionador suave.

Si tu cuero cabelludo tiende a estar seco, lávalo únicamente cuando sea realmente necesario y no utilices excesivo calor mientras lo secas o peinas. He aquí varios consejos para mantener tu cuero cabelludo saludable: trátalo con suavidad, hidrátalo y elige cuidadosamente los productos de cuidado más adecuados.

También debes saber que las personas con el cuero cabelludo seco suelen tener el pelo muy frágil y quebradizo.

 

 

Publicidad
Publicidad

Publicidad